La gastronomía francesa es una de las más reconocidas y respetadas del mundo, y no es para menos; pues esta se caracteriza por utilizar variedad de ingredientes, de los cuales se destacan los tomates, quesos, mantequillas, salchichas, finas hierbas, entre otros.

En la cocina tradicional francesa encontramos muchos platos con distintas combinaciones, esto debe a que el país cuenta con cinco regiones grandes. Cada región utilizan ingredientes y técnicas distintas, por ejemplo al noroeste de Francia usan mucho la mantequilla, manzana y créme fraiche, al suroeste usan mucho la grasa de pato, aceite, foie gras, setas y vino.

Platos típicos de Francia 

Dentro de la gastronomia de francia, existen una serie de platillos que son los más conocidos, a continuación les contare de algunos de ellos.

El quenelle es uno de ellos, se le conoce por su parecido con las salchichas o albóndigas, el plato consiste principalmente de una pasta de sémola de trigo (harina gruesa de trigo) la cual es mezclada con huevos, harina y leche. Estas se cocinan en caldo de carne bien sea pescado, ternera, aves o incluso carne de cangrejo, en ocasiones la carne se incluye en el plato.

Ratatouille es otro plato que también es muy conocido en Francia y en Europa, tanto así que hasta existe una película animada con su nombre. Este plato es categorizado dentro de la comida vegetariana, pues consiste en su gran mayoría de vegetales. El ratatouille se prepara con un guiso de ajo, calabacín, pimientos, cebollas y berenjenas, se le añade aceite de oliva y cuando están totalmente cocinados los vegetales se agregan especias como tomillo, albahaca, orégano y laurel.

Otro platillo representativo de Francia son sus deliciosas tostadas o tartine como son conocidas, se caracteriza por tener como base una tostada de pan; existen dos versiones de este plato la dulce y la salada. La tostada dulce lleva por encima mantequilla y mermelada, muy deliciosa por cierto; la tostada o tartine salado se prepara de muchas maneras, por lo general lleva queso y paté, parecidos a los pinchos de las tapas españolas.

Por ultimo tenemos el Boeuf bourguignon un plato de origen en la región de Borgoña, de ahí su nombre. Básicamente el plato consiste en un estofado de carne de buey, la carne es cocinada con vino tinto de Borgoña a fuego bajo, al que poco a poco se le van agregando el resto de ingredientes; que por lo general son cebollas, ajos, zanahorias y un condimento muy popular en Francia (bouquet garni).

Para finalizar el plato se prepara un liquido llamado roux, preparado con mantequilla y harina, utilizado para espesar la salsa del estofado.